Constelación Iniciática Desde su inicio, las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger fueron diseñadas para ser terapias breves, y generalmente duran entre 15 y 30 minutos. Una Constelación Familiar Primal tiene una duración mayor, entre 45 y 90 minutos.  La razón es que se dedica más tiempo a la conexión emocional, y a la expresión de sentimientos primarios que facilitan la resolución del aspecto más emocional.    ¿Qué es una Constelación Iniciática? Una constelación iniciática familiar es básicamente una terapia breve muy similar a una constelación familiar tradicional. Además de familiar, las constelaciones iniciáticas pueden ser personales. Esto quire decir que se representa la historia personal del individuo en vez de trabajar con los enredos de la familia.  Una constelación iniciática dura una media de 20-25 minutos, tiempo que se dedica a escenificar el problema, de origen familiar o personal, con una mínima expresión emocional.  Al igual que en una constelación familiar tradicional, se trata de mostrar una imagen del sistema familiar (o de los diálogos internos) para tomar conciencia del problema e iniciar el proceso de sanación.   Coste de una constelación iniciática Al ser una constelación bastante más breve, el precio es más asequible, unos $40. Quienes prefieran hacer su primera constelación iniciática, siempre pueden completar el proceso más adelante, mediante una constelación que no esté limitada en el tiempo. Dicha constelación, ya sea familiar o personal, sería entonces más económica, ya que el precio para repetidores es menor.   @AngelPrimal (Ángel Álvarez) (English & Spanish spoken) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 Telegram & Minds Chat: @AngelPrimal ConstelacionesFamiliares.es Primal.es
thumb_upthumb_downchat_bubble

More from AngelPrimal

Constelaciones Primales Una Constelación Primal es una experiencia vivencial en donde se integra la dinámica Primal dentro del modelo de las Constelaciones Familiares. En su origen, las Constelaciones Familiares estaban orientadas a identificar y resolver los enredos sistémicos que operaban dentro de una familia o grupo. Con el tiempo, este método se ha revelado como un instrumento muy eficaz para trabajar problemas de naturaleza muy diversa: – Relaciones personales (entre padres e hijos, entre hermanos, parejas,…) – Trastornos leves, tanto psicológicos como físicos (fatiga, hipertensión, dolores musculares, de cabeza o de espalda,…) – Enfermedades graves, tanto mentales como físicas (esquizofrenias, depresiones profundas, suicidios,… y enfermedades físicas importantes como el cáncer) – Adicciones y dependencias (drogadicción, alcoholismo, anorexia,…) – Problemas con el trabajo, el dinero,… – Temas de empresas y organizaciones. Sobre las Constelaciones Personales (en grupo): Durante todos estos como facilitador, y más de 2.000 constelaciones facilitadas, he desarrollado un método de trabajo en grupo que he denominado Constelaciones Personales. Las Constelaciones Personales están orientadas específicamente a trabajar con las principales etapas de nuestra vida. Se trata de una terapia individualizada, pero facilitada en grupo. @AngelPrimal (Ángel Álvarez) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 https://ConstelacionesFamiliares.es
9 views · May 30th
¿Qué son las Constelaciones Personales? Una Constelación Personal es probablemente la experiencia vivencial terapéutica en grupo más eficaz a la hora de sanar la historia personal.   Un novedoso puente entre la Psicología Convencional y las modernas Psicoterapias Transpersonales. En una Constelación Personal se trabaja la historia personal, desde la temprana infancia hasta el presente, utilizando el «escenario» de las Constelaciones Familiares.   Como psicoterapeuta Primal desde hace 30 años, no he conocido una experiencia terapéutica tan sanadora a la hora de armonizar y equilibrar el mundo emocional del individuo.   Muchos de los problemas psicológicos, que con frecuencia requieren meses de terapia individual, se solucionan «casi mágicamente» tras escenificar y vivenciar esta poderosa experiencia de transformación personal. (ver testimonios)   ¿Es una terapia individual o en grupo? Las sesiones de terapia Primal son casi siempre individuales, pero las Constelaciones Personales se realizan en grupo. Se trabaja la realidad individual con la ayuda de otras personas, al igual que sucede en los talleres en grupo de Constelaciones Familiares.   ¿Es como un taller de Psicodrama? Aunque tiene un cierto parecido, es una vivencia muy diferente. En un taller de Psicodrama se actúa un papel determinado para conectar y resolver. En los talleres de Constelaciones Familiares y Personales, la información inunda de sensaciones y a los representantes, empujándolos a vivenciar el «papel» que les toca representar «sin actuar». Comprender la diferencia no es fácil para quienes nunca han participado en un taller de Constelaciones Familiares.   ¿Conocen los representantes el papel con anterioridad? En general, no saben nada de la historia personal del individuo que hace una Constelación Personal. Y es preferible que no conozcan nada para no estar condicionados a la hora de representar. Quien constela les introduce en el papel con frases como «tu eres yo de bebé», «tu eres yo como adolescente», etc. La diferencia con las Constelaciones Familiares es que en estas se trabaja con representantes de la famila: «tu eres mi padre», «tu eres mi bisabuela», etc.   ¿Qué diferencia hay entre las Constelaciones Personales y otros talleres de Constelaciones? En lugar de «escenificar» los sucesos y relaciones transgeneracionales, se representan los momentos críticos de la vida de quien constela, integrando la Terapia Primal -Primal Therapy- dentro de la metodología de las Constelaciones Familiares.   El modelo básico consiste en representar etapas de la vida. Quien hace su propia constelación puede elegir por ejemplo a 5 representantes para si mismo: como «bebé», como «niñ@», como «adolescente», como «hombre/mujer joven», y como hombre/mujer adulto o en la actualidad.   ¿Se trabaja solamente con representantes de “etapas personales»? El objetivo es armonizar los «diálogos internos» y por eso se trabaja con etapas de la vida personal del individuo, aunque se puede incluir algún elemento conceptual como las defensas, el amor, el miedo, la mente, el corazón, etc. En ocasiones, puede ser necesario sacar a representantes de los padres u otros miembros de la familia para incluir la dinámica familiar dentro de la propia Constelación Personal. Este movimiento de integración entre el mundo personal y el mundo transpersonal es la parte más delicada y laboriosa a la hora de facilitar una Constelación Personal.   Un poco de historia Las Constelaciones Familiares han evolucionado en muy poco tiempo, desde la metodología más estructurada de los “Ordenes del Amor” hasta las “Constelaciones Espirituales” o “Hellinger Science”, pasando por los denominados “Movimientos del Alma”. Numerosos profesionales, procedentes de campos muy diversos, llevan años experimentando con nuevas formas de utilizar esta metodología en su propio trabajo, y las Constelaciones Personales son un ejemplo más de esta evolución. Es una herramienta que nos permite desbloquear y liberar antiguos traumas sufridos en nuestra vida, a la vez que nos enriquece en nuestro camino hacia un mayor bienestar personal y una comprensión más profunda de nosotros mimos.   Anécdota personal Participando en un taller de Constelaciones Familiares en el año 2002, unos meses antes de iniciar mis propios talleres de Constelaciones desde la visión Primal, el terapeuta facilitador sugirió a un participante que debía tratar su problema en terapia individual, ya que esos temas no se resuelven en una Constelación Familiar. Si bien es cierto que alguna sesión de terapia individual es siempre aconsejable, he podido constatar, tras facilitar 1.900 constelaciones (2003 – 2018), que el modelo de las Constelaciones Familiares es un escenario idóneo para representar y resolver cualquier trauma personal. En este sentido, esta herramienta no solo es útil como complemento a otros métodos más convencionales de exploración, análisis y búsqueda de soluciones, sino que, además de aportar una imagen clarificadora y reveladora, facilita y resuelve nuestros enredos emocionales.   El enfoque de las Constelaciones Personales nos desvela, al igual que una radiografía, los “desacuerdos internos» que han llevado al “yo” a dividirse y mantener activa la fragmentación interna. Al desvelar la dinámica que nos mantiene fragmentados y separados de nuestro ser o «yo» auténtico , se abre un nuevo escenario de mayor comprensión.   No se trata de una simple comprensión intelectual, sino de una profunda vivencia que inicia una trasformación esencial, equilibrando y armonizando nuestra mente con nuestro corazón.   Al igual que en las Constelaciones Familiares se da un lugar de dignidad y respeto a cada miembro de la familia, en las Constelaciones Personales cada “mini-yo” encuentra su lugar de comprensión y reconocimiento dentro del escenario en que le tocó vivir con sus propias circunstancias y dificultades. Las diferentes personalidades, activas o latentes, creadas en las diferentes etapas de la vida, se ven reflejadas en este «escenario mágico», donde se re-conocen y se re-encuentran, armonizando así el «dialogo interno» en una única personalidad integradora que nos vincula con el auténtico SER que somos.   Ver escenificadas las etapas de nuestra vida, no solo nos ayuda a comprender los sucesos traumáticos que han fragmentado nuestra realidad interior, sino que da lugar a un proceso sanador de integración interior.   Las Constelaciones Personales, al igual que cualquier terapia emocional profunda, tienen también un efecto muy positivo la salud física del individuo que constela.   @AngelPrimal (Ángel Álvarez) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 ConstelacionesFamiliares.es
9 views · May 30th
¿Qué son las Constelaciones Personales? Una Constelación Personal es probablemente la experiencia vivencial terapéutica en grupo más eficaz a la hora de sanar la historia personal.   Un novedoso puente entre la Psicología Convencional y las modernas Psicoterapias Transpersonales. En una Constelación Personal se trabaja la historia personal, desde la temprana infancia hasta el presente, utilizando el «escenario» de las Constelaciones Familiares.   Como psicoterapeuta Primal desde hace 30 años, no he conocido una experiencia terapéutica tan sanadora a la hora de armonizar y equilibrar el mundo emocional del individuo.   Muchos de los problemas psicológicos, que con frecuencia requieren meses de terapia individual, se solucionan «casi mágicamente» tras escenificar y vivenciar esta poderosa experiencia de transformación personal. (ver testimonios)   ¿Es una terapia individual o en grupo? Las sesiones de terapia Primal son casi siempre individuales, pero las Constelaciones Personales se realizan en grupo. Se trabaja la realidad individual con la ayuda de otras personas, al igual que sucede en los talleres en grupo de Constelaciones Familiares.   ¿Es como un taller de Psicodrama? Aunque tiene un cierto parecido, es una vivencia muy diferente. En un taller de Psicodrama se actúa un papel determinado para conectar y resolver. En los talleres de Constelaciones Familiares y Personales, la información inunda de sensaciones y a los representantes, empujándolos a vivenciar el «papel» que les toca representar «sin actuar». Comprender la diferencia no es fácil para quienes nunca han participado en un taller de Constelaciones Familiares.   ¿Conocen los representantes el papel con anterioridad? En general, no saben nada de la historia personal del individuo que hace una Constelación Personal. Y es preferible que no conozcan nada para no estar condicionados a la hora de representar. Quien constela les introduce en el papel con frases como «tu eres yo de bebé», «tu eres yo como adolescente», etc. La diferencia con las Constelaciones Familiares es que en estas se trabaja con representantes de la famila: «tu eres mi padre», «tu eres mi bisabuela», etc.   ¿Qué diferencia hay entre las Constelaciones Personales y otros talleres de Constelaciones? En lugar de «escenificar» los sucesos y relaciones transgeneracionales, se representan los momentos críticos de la vida de quien constela, integrando la Terapia Primal -Primal Therapy- dentro de la metodología de las Constelaciones Familiares.   El modelo básico consiste en representar etapas de la vida. Quien hace su propia constelación puede elegir por ejemplo a 5 representantes para si mismo: como «bebé», como «niñ@», como «adolescente», como «hombre/mujer joven», y como hombre/mujer adulto o en la actualidad.   ¿Se trabaja solamente con representantes de “etapas personales»? El objetivo es armonizar los «diálogos internos» y por eso se trabaja con etapas de la vida personal del individuo, aunque se puede incluir algún elemento conceptual como las defensas, el amor, el miedo, la mente, el corazón, etc. En ocasiones, puede ser necesario sacar a representantes de los padres u otros miembros de la familia para incluir la dinámica familiar dentro de la propia Constelación Personal. Este movimiento de integración entre el mundo personal y el mundo transpersonal es la parte más delicada y laboriosa a la hora de facilitar una Constelación Personal.   Un poco de historia Las Constelaciones Familiares han evolucionado en muy poco tiempo, desde la metodología más estructurada de los “Ordenes del Amor” hasta las “Constelaciones Espirituales” o “Hellinger Science”, pasando por los denominados “Movimientos del Alma”. Numerosos profesionales, procedentes de campos muy diversos, llevan años experimentando con nuevas formas de utilizar esta metodología en su propio trabajo, y las Constelaciones Personales son un ejemplo más de esta evolución. Es una herramienta que nos permite desbloquear y liberar antiguos traumas sufridos en nuestra vida, a la vez que nos enriquece en nuestro camino hacia un mayor bienestar personal y una comprensión más profunda de nosotros mimos.   Anécdota personal Participando en un taller de Constelaciones Familiares en el año 2002, unos meses antes de iniciar mis propios talleres de Constelaciones desde la visión Primal, el terapeuta facilitador sugirió a un participante que debía tratar su problema en terapia individual, ya que esos temas no se resuelven en una Constelación Familiar. Si bien es cierto que alguna sesión de terapia individual es siempre aconsejable, he podido constatar, tras facilitar 1.900 constelaciones (2003 – 2018), que el modelo de las Constelaciones Familiares es un escenario idóneo para representar y resolver cualquier trauma personal. En este sentido, esta herramienta no solo es útil como complemento a otros métodos más convencionales de exploración, análisis y búsqueda de soluciones, sino que, además de aportar una imagen clarificadora y reveladora, facilita y resuelve nuestros enredos emocionales.   El enfoque de las Constelaciones Personales nos desvela, al igual que una radiografía, los “desacuerdos internos» que han llevado al “yo” a dividirse y mantener activa la fragmentación interna. Al desvelar la dinámica que nos mantiene fragmentados y separados de nuestro ser o «yo» auténtico , se abre un nuevo escenario de mayor comprensión.   No se trata de una simple comprensión intelectual, sino de una profunda vivencia que inicia una trasformación esencial, equilibrando y armonizando nuestra mente con nuestro corazón.   Al igual que en las Constelaciones Familiares se da un lugar de dignidad y respeto a cada miembro de la familia, en las Constelaciones Personales cada “mini-yo” encuentra su lugar de comprensión y reconocimiento dentro del escenario en que le tocó vivir con sus propias circunstancias y dificultades. Las diferentes personalidades, activas o latentes, creadas en las diferentes etapas de la vida, se ven reflejadas en este «escenario mágico», donde se re-conocen y se re-encuentran, armonizando así el «dialogo interno» en una única personalidad integradora que nos vincula con el auténtico SER que somos.   Ver escenificadas las etapas de nuestra vida, no solo nos ayuda a comprender los sucesos traumáticos que han fragmentado nuestra realidad interior, sino que da lugar a un proceso sanador de integración interior.   Las Constelaciones Personales, al igual que cualquier terapia emocional profunda, tienen también un efecto muy positivo la salud física del individuo que constela.   @AngelPrimal (Ángel Álvarez) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 https://ConstelacionesFamiliares.es
12 views · May 30th

More from AngelPrimal

Constelaciones Primales Una Constelación Primal es una experiencia vivencial en donde se integra la dinámica Primal dentro del modelo de las Constelaciones Familiares. En su origen, las Constelaciones Familiares estaban orientadas a identificar y resolver los enredos sistémicos que operaban dentro de una familia o grupo. Con el tiempo, este método se ha revelado como un instrumento muy eficaz para trabajar problemas de naturaleza muy diversa: – Relaciones personales (entre padres e hijos, entre hermanos, parejas,…) – Trastornos leves, tanto psicológicos como físicos (fatiga, hipertensión, dolores musculares, de cabeza o de espalda,…) – Enfermedades graves, tanto mentales como físicas (esquizofrenias, depresiones profundas, suicidios,… y enfermedades físicas importantes como el cáncer) – Adicciones y dependencias (drogadicción, alcoholismo, anorexia,…) – Problemas con el trabajo, el dinero,… – Temas de empresas y organizaciones. Sobre las Constelaciones Personales (en grupo): Durante todos estos como facilitador, y más de 2.000 constelaciones facilitadas, he desarrollado un método de trabajo en grupo que he denominado Constelaciones Personales. Las Constelaciones Personales están orientadas específicamente a trabajar con las principales etapas de nuestra vida. Se trata de una terapia individualizada, pero facilitada en grupo. @AngelPrimal (Ángel Álvarez) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 https://ConstelacionesFamiliares.es
9 views · May 30th
¿Qué son las Constelaciones Personales? Una Constelación Personal es probablemente la experiencia vivencial terapéutica en grupo más eficaz a la hora de sanar la historia personal.   Un novedoso puente entre la Psicología Convencional y las modernas Psicoterapias Transpersonales. En una Constelación Personal se trabaja la historia personal, desde la temprana infancia hasta el presente, utilizando el «escenario» de las Constelaciones Familiares.   Como psicoterapeuta Primal desde hace 30 años, no he conocido una experiencia terapéutica tan sanadora a la hora de armonizar y equilibrar el mundo emocional del individuo.   Muchos de los problemas psicológicos, que con frecuencia requieren meses de terapia individual, se solucionan «casi mágicamente» tras escenificar y vivenciar esta poderosa experiencia de transformación personal. (ver testimonios)   ¿Es una terapia individual o en grupo? Las sesiones de terapia Primal son casi siempre individuales, pero las Constelaciones Personales se realizan en grupo. Se trabaja la realidad individual con la ayuda de otras personas, al igual que sucede en los talleres en grupo de Constelaciones Familiares.   ¿Es como un taller de Psicodrama? Aunque tiene un cierto parecido, es una vivencia muy diferente. En un taller de Psicodrama se actúa un papel determinado para conectar y resolver. En los talleres de Constelaciones Familiares y Personales, la información inunda de sensaciones y a los representantes, empujándolos a vivenciar el «papel» que les toca representar «sin actuar». Comprender la diferencia no es fácil para quienes nunca han participado en un taller de Constelaciones Familiares.   ¿Conocen los representantes el papel con anterioridad? En general, no saben nada de la historia personal del individuo que hace una Constelación Personal. Y es preferible que no conozcan nada para no estar condicionados a la hora de representar. Quien constela les introduce en el papel con frases como «tu eres yo de bebé», «tu eres yo como adolescente», etc. La diferencia con las Constelaciones Familiares es que en estas se trabaja con representantes de la famila: «tu eres mi padre», «tu eres mi bisabuela», etc.   ¿Qué diferencia hay entre las Constelaciones Personales y otros talleres de Constelaciones? En lugar de «escenificar» los sucesos y relaciones transgeneracionales, se representan los momentos críticos de la vida de quien constela, integrando la Terapia Primal -Primal Therapy- dentro de la metodología de las Constelaciones Familiares.   El modelo básico consiste en representar etapas de la vida. Quien hace su propia constelación puede elegir por ejemplo a 5 representantes para si mismo: como «bebé», como «niñ@», como «adolescente», como «hombre/mujer joven», y como hombre/mujer adulto o en la actualidad.   ¿Se trabaja solamente con representantes de “etapas personales»? El objetivo es armonizar los «diálogos internos» y por eso se trabaja con etapas de la vida personal del individuo, aunque se puede incluir algún elemento conceptual como las defensas, el amor, el miedo, la mente, el corazón, etc. En ocasiones, puede ser necesario sacar a representantes de los padres u otros miembros de la familia para incluir la dinámica familiar dentro de la propia Constelación Personal. Este movimiento de integración entre el mundo personal y el mundo transpersonal es la parte más delicada y laboriosa a la hora de facilitar una Constelación Personal.   Un poco de historia Las Constelaciones Familiares han evolucionado en muy poco tiempo, desde la metodología más estructurada de los “Ordenes del Amor” hasta las “Constelaciones Espirituales” o “Hellinger Science”, pasando por los denominados “Movimientos del Alma”. Numerosos profesionales, procedentes de campos muy diversos, llevan años experimentando con nuevas formas de utilizar esta metodología en su propio trabajo, y las Constelaciones Personales son un ejemplo más de esta evolución. Es una herramienta que nos permite desbloquear y liberar antiguos traumas sufridos en nuestra vida, a la vez que nos enriquece en nuestro camino hacia un mayor bienestar personal y una comprensión más profunda de nosotros mimos.   Anécdota personal Participando en un taller de Constelaciones Familiares en el año 2002, unos meses antes de iniciar mis propios talleres de Constelaciones desde la visión Primal, el terapeuta facilitador sugirió a un participante que debía tratar su problema en terapia individual, ya que esos temas no se resuelven en una Constelación Familiar. Si bien es cierto que alguna sesión de terapia individual es siempre aconsejable, he podido constatar, tras facilitar 1.900 constelaciones (2003 – 2018), que el modelo de las Constelaciones Familiares es un escenario idóneo para representar y resolver cualquier trauma personal. En este sentido, esta herramienta no solo es útil como complemento a otros métodos más convencionales de exploración, análisis y búsqueda de soluciones, sino que, además de aportar una imagen clarificadora y reveladora, facilita y resuelve nuestros enredos emocionales.   El enfoque de las Constelaciones Personales nos desvela, al igual que una radiografía, los “desacuerdos internos» que han llevado al “yo” a dividirse y mantener activa la fragmentación interna. Al desvelar la dinámica que nos mantiene fragmentados y separados de nuestro ser o «yo» auténtico , se abre un nuevo escenario de mayor comprensión.   No se trata de una simple comprensión intelectual, sino de una profunda vivencia que inicia una trasformación esencial, equilibrando y armonizando nuestra mente con nuestro corazón.   Al igual que en las Constelaciones Familiares se da un lugar de dignidad y respeto a cada miembro de la familia, en las Constelaciones Personales cada “mini-yo” encuentra su lugar de comprensión y reconocimiento dentro del escenario en que le tocó vivir con sus propias circunstancias y dificultades. Las diferentes personalidades, activas o latentes, creadas en las diferentes etapas de la vida, se ven reflejadas en este «escenario mágico», donde se re-conocen y se re-encuentran, armonizando así el «dialogo interno» en una única personalidad integradora que nos vincula con el auténtico SER que somos.   Ver escenificadas las etapas de nuestra vida, no solo nos ayuda a comprender los sucesos traumáticos que han fragmentado nuestra realidad interior, sino que da lugar a un proceso sanador de integración interior.   Las Constelaciones Personales, al igual que cualquier terapia emocional profunda, tienen también un efecto muy positivo la salud física del individuo que constela.   @AngelPrimal (Ángel Álvarez) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 https://ConstelacionesFamiliares.es
12 views · May 30th
¿Qué son las Constelaciones Personales? Una Constelación Personal es probablemente la experiencia vivencial terapéutica en grupo más eficaz a la hora de sanar la historia personal.   Un novedoso puente entre la Psicología Convencional y las modernas Psicoterapias Transpersonales. En una Constelación Personal se trabaja la historia personal, desde la temprana infancia hasta el presente, utilizando el «escenario» de las Constelaciones Familiares.   Como psicoterapeuta Primal desde hace 30 años, no he conocido una experiencia terapéutica tan sanadora a la hora de armonizar y equilibrar el mundo emocional del individuo.   Muchos de los problemas psicológicos, que con frecuencia requieren meses de terapia individual, se solucionan «casi mágicamente» tras escenificar y vivenciar esta poderosa experiencia de transformación personal. (ver testimonios)   ¿Es una terapia individual o en grupo? Las sesiones de terapia Primal son casi siempre individuales, pero las Constelaciones Personales se realizan en grupo. Se trabaja la realidad individual con la ayuda de otras personas, al igual que sucede en los talleres en grupo de Constelaciones Familiares.   ¿Es como un taller de Psicodrama? Aunque tiene un cierto parecido, es una vivencia muy diferente. En un taller de Psicodrama se actúa un papel determinado para conectar y resolver. En los talleres de Constelaciones Familiares y Personales, la información inunda de sensaciones y a los representantes, empujándolos a vivenciar el «papel» que les toca representar «sin actuar». Comprender la diferencia no es fácil para quienes nunca han participado en un taller de Constelaciones Familiares.   ¿Conocen los representantes el papel con anterioridad? En general, no saben nada de la historia personal del individuo que hace una Constelación Personal. Y es preferible que no conozcan nada para no estar condicionados a la hora de representar. Quien constela les introduce en el papel con frases como «tu eres yo de bebé», «tu eres yo como adolescente», etc. La diferencia con las Constelaciones Familiares es que en estas se trabaja con representantes de la famila: «tu eres mi padre», «tu eres mi bisabuela», etc.   ¿Qué diferencia hay entre las Constelaciones Personales y otros talleres de Constelaciones? En lugar de «escenificar» los sucesos y relaciones transgeneracionales, se representan los momentos críticos de la vida de quien constela, integrando la Terapia Primal -Primal Therapy- dentro de la metodología de las Constelaciones Familiares.   El modelo básico consiste en representar etapas de la vida. Quien hace su propia constelación puede elegir por ejemplo a 5 representantes para si mismo: como «bebé», como «niñ@», como «adolescente», como «hombre/mujer joven», y como hombre/mujer adulto o en la actualidad.   ¿Se trabaja solamente con representantes de “etapas personales»? El objetivo es armonizar los «diálogos internos» y por eso se trabaja con etapas de la vida personal del individuo, aunque se puede incluir algún elemento conceptual como las defensas, el amor, el miedo, la mente, el corazón, etc. En ocasiones, puede ser necesario sacar a representantes de los padres u otros miembros de la familia para incluir la dinámica familiar dentro de la propia Constelación Personal. Este movimiento de integración entre el mundo personal y el mundo transpersonal es la parte más delicada y laboriosa a la hora de facilitar una Constelación Personal.   Un poco de historia Las Constelaciones Familiares han evolucionado en muy poco tiempo, desde la metodología más estructurada de los “Ordenes del Amor” hasta las “Constelaciones Espirituales” o “Hellinger Science”, pasando por los denominados “Movimientos del Alma”. Numerosos profesionales, procedentes de campos muy diversos, llevan años experimentando con nuevas formas de utilizar esta metodología en su propio trabajo, y las Constelaciones Personales son un ejemplo más de esta evolución. Es una herramienta que nos permite desbloquear y liberar antiguos traumas sufridos en nuestra vida, a la vez que nos enriquece en nuestro camino hacia un mayor bienestar personal y una comprensión más profunda de nosotros mimos.   Anécdota personal Participando en un taller de Constelaciones Familiares en el año 2002, unos meses antes de iniciar mis propios talleres de Constelaciones desde la visión Primal, el terapeuta facilitador sugirió a un participante que debía tratar su problema en terapia individual, ya que esos temas no se resuelven en una Constelación Familiar. Si bien es cierto que alguna sesión de terapia individual es siempre aconsejable, he podido constatar, tras facilitar 1.900 constelaciones (2003 – 2018), que el modelo de las Constelaciones Familiares es un escenario idóneo para representar y resolver cualquier trauma personal. En este sentido, esta herramienta no solo es útil como complemento a otros métodos más convencionales de exploración, análisis y búsqueda de soluciones, sino que, además de aportar una imagen clarificadora y reveladora, facilita y resuelve nuestros enredos emocionales.   El enfoque de las Constelaciones Personales nos desvela, al igual que una radiografía, los “desacuerdos internos» que han llevado al “yo” a dividirse y mantener activa la fragmentación interna. Al desvelar la dinámica que nos mantiene fragmentados y separados de nuestro ser o «yo» auténtico , se abre un nuevo escenario de mayor comprensión.   No se trata de una simple comprensión intelectual, sino de una profunda vivencia que inicia una trasformación esencial, equilibrando y armonizando nuestra mente con nuestro corazón.   Al igual que en las Constelaciones Familiares se da un lugar de dignidad y respeto a cada miembro de la familia, en las Constelaciones Personales cada “mini-yo” encuentra su lugar de comprensión y reconocimiento dentro del escenario en que le tocó vivir con sus propias circunstancias y dificultades. Las diferentes personalidades, activas o latentes, creadas en las diferentes etapas de la vida, se ven reflejadas en este «escenario mágico», donde se re-conocen y se re-encuentran, armonizando así el «dialogo interno» en una única personalidad integradora que nos vincula con el auténtico SER que somos.   Ver escenificadas las etapas de nuestra vida, no solo nos ayuda a comprender los sucesos traumáticos que han fragmentado nuestra realidad interior, sino que da lugar a un proceso sanador de integración interior.   Las Constelaciones Personales, al igual que cualquier terapia emocional profunda, tienen también un efecto muy positivo la salud física del individuo que constela.   @AngelPrimal (Ángel Álvarez) Email: [email protected] WhatsApp: +34 627619266 ConstelacionesFamiliares.es
9 views · May 30th